En una intensa jornada signada por la movilización, la organización y la lucha, logramos que el Fiscal Provincial Gustavo Dalma se comprometiera a que el jueves 21 de septiembre, sean devueltos los objetos robados a las organizaciones populares a casi tres semanas del operativo masivo con once allanamientos simultáneos en distintos espacios organizados de la ciudad.

Un conjunto de organizaciones sociales, políticas y antirrepresivas, nos convocamos por tercera vez frente a Tribunales I para reclamar al Fiscal General de la Provincia la impunidad con la que se tratan las causas sobre lxs pibxs asesinadxs por la Policía (causas que se cierran, policías imputados sobreseídos, entre otras acciones arbitrarias) y para denunciar firmemente el hostigamiento sistemático a quienes nos organizamos y transitamos los barrios de Córdoba.

En esta ocasión la denuncia se centró en el operativo impulsado por el Fiscal Dalma quien, con la cooperación habitual de la Policía de Córdoba, ordenó allanar el jueves 31 de agosto -a tan solo horas de la masiva movilización por la Aparición de Santiago Maldonado- a 11 organizaciones del campo popular apropiándose de alimentos, instrumentos, volantes, banderas y teléfonos de compañerxs organizadxs.

Luego de demostrar que mas de 70 mil personas nos apropiamos de las calles de la ciudad para exigir la aparición inmediata de Santiago Maldonado, y que nuevamente nos movilizamos el pasado 18 de septiembre denunciando los 11 años sin Jorge Julio Lopez secuestrado en el 2008, hoy nos hicimos presentes en las puertas de los Tribunales para exigir la renuncia del Fiscal Gustavo Dalma y la devolución inmediata de lo que se robaron. Finalmente lxs compañerxs abogadxs Carlos “Vasco” Orzaocoa y Victoria Siloff fueron recibidos primeramente por el Fiscal General y luego, por orden del mismo, tuvieron una reunión con el mismísimo Gustavo Dalma, quien, además de pedir disculpas por los daños ocasionados, se comprometió a devolver lo sustraído por la Policía de Córdoba a las organizaciones que hacen distintos trabajos sociales y educativos en los barrios cordobeses.

Hasta que las organizaciones no recuperen lo suyo, hasta que la Policía deje de perseguirnos, hasta que la Policía deje de matar a nuestrxs pibxs, el conjunto de las organizaciones del campo popular no vamos a cesar en repudios, movilizaciones y pronunciamientos públicos en las calles de la ciudad. Porque es allí donde debemos encontrarnos, porque las calles son nuestras.

El triunfo es de quienes luchamos, por eso decimos que, ante la represión: unidad, organización y lucha.

CORREPI CÓRDOBA.

Comments

comments