Hace ocho meses Facundo Jones Huala se encuentra privado de su libertad en la Unidad Penitenciaria Federal 14 de Esquel.  Esta detención se realizó aquel 27 de junio luego de que Mauricio Macri tuviera una reunión con su par chilena Michelle Bachelet, es decir, fue coordinada entre el estado argentino y el chileno.

Mañana comenzará el segundo e ilegitimo juicio de extradición al lonko Facundo Jones Huala. En el primer juicio, el juez federal Guido Otranto declaró la nulidad del proceso de extradición, porque todas las actuaciones tuvieron como origen la declaración de un testigo que fue torturado por la policía Gualjaina de la provincia de Chubut.
Facundo es acusado de un incendio en el fundo Pissu Pisue en Chile, a fines de enero de 2013 se realizaron allanamientos en las comunidades de El Roble y Carimallin, donde detuvieron a seis personas, entre las que estaba él. Durante toda la investigación el ministerio público no pudo probar el delito, por lo que absolvió a los supuestos participantes, y solo condenó a la Machi Millaray Huichalaf por el delito de encubrimiento a dos meses de prisión.
Fue en este proceso que Facundo Jones Huala volvió a Argentina, por lo que no pudo ser juzgado como el resto de las personas, es decir si Facundo hubiera estado presente lo habrían absuelto porque no pudieron probar que los acusados hayan participado del incendio.
Esto demuestra la ilegitimidad de este juicio, en donde no se lo acusa por razones judiciales sino por la lucha que lleva adelante el pueblo mapuche, y que Facundo en nuestro país es el blanco del poder político, judicial y de los medios de comunicación hegemónicos para construir un nuevo enemigo interno y avanzar sobre nuestros derechos. Para esto se criminaliza a los que luchan por una vida digna mientras se les otorga impunidad a los represores de ayer y hoy.
Como dijo Facundo Jones Huala en la entrevista que le realizó Revista Cítrica “Los que están gobernando, hoy en día, son personas que han construido su riqueza a costa de nuestro sudor y de nuestra sangre” y la única manera que nosotros y nosotras tenemos de enfrentarlo es fortaleciendo la unidad de acción en las calles y practicando una solidaridad activa con todos los sectores que están en lucha. Por eso exigimos:

INMEDIATA LIBERTAD Y NO EXTRADICIÓN DE FACUNDO JONES HUALA

BASTA DE CRIMINALIZAR A LOS PUEBLOS ORIGINARIOS

JUSTICIA POR SANTIAGO MALDONADO Y RAFAEL NAHUEL

LIBERTAD A TODOS/AS LOS/AS PRESOS POLITICOS

DESPROCESAMIENTO DE LOS LUCHADORES POPULARES

Comments

comments