Compartimos el comunicado de los compañeros de la Comisión de Vecinxs del Barrio La Esperanza de Rafaela (Santa Fe):

Represión a los tiros en un barrio de Rafaela:

A casi una semana de que el presidente felicitara públicamente al policía que mató a un muchacho por la espalda, más específicamente el día viernes 9 alrededor de las 17 hs, en la ciudad de Rafaela, un adolescente de 16 años que vive en el barrio Esperanza (ex asentamiento Villa del Parque) cuando llegaba en moto al almacén al que habitualmente va a comprar, fue abordado intempestivamente por un móvil policial. El joven, cansado de ser agredido, denigrado y detenido arbitrariamente se escapó hasta su casa pero fue perseguido por los efectivos, que iniciaron así su cacería. Cuando llegó a su hogar y les contó la situación desesperante a sus padres, estxs salieron de la vivienda para ver cuál era la situación. Los policías estaban ya en el barrio, a unos metros de la casa de la familia y a los gritos exigían llevarse al adolescente y la moto. Los padres ofrecieron darles los papeles de la moto en la que circulaba su hijo y cuando quisieron dárselos los policías iniciaron sus insultos y, con la llegada de más móviles, comenzaron a realizar disparos, alrededor de veinte. En la escena había vecinxs tomando mate, niñxs jugando y bebés en brazos de sus madres, nada de eso les importó, es más, pareció que los estimulara a actuar con más saña. Lxs vecinxs presentes se refugiaron detrás de sus viviendas para poner a resguardo especialmente a sus hijxs, como lo relataran. En unos minutos las fuerzas de seguridad se retiraron amenazando de muerte a todxs lxs presentes.

Luego del accionar ilegal por parte de las fuerzas policiales lxs vecinxs, lejos de amedrentarse, radicaron la denuncia correspondiente en el Ministerio de la Acusación (acompañadxs por integrantes de organizaciones de la ciudad) recibida por los fiscales Vottero y Segre. En la misma dejaron claro haber visto que los policías tiraron con armas largas y hasta con una pistola nueve milímetros, aportando además cartuchos y demás elementos probatorios.

Los hechos aquí descriptos dejan al desnudo que hay un aval irrestricto a la represión a los sectores populares, este último accionar además es el más grave de una serie de hechos que venían ocurriendo hacia lxs vecinxs de este sector y en especial con este adolescente y su hermano, hijos de referentes comunitarixs del barrio. Un barrio precario que viene dando pasos colectivos hacia la dignidad, exigiéndole al estado que le reconozca derechos básicos como el agua, la luz eléctrica, la salud… ¡Este no nos parece un dato menor!

La ciudad de Rafaela.

Rafaela, la Perla del Oeste, ciudad agroindustrial, ícono pujante de la provincia de Santa Fe, parece estar siempre empeñada en destacarse, ahora mostrando que puede moverse como pez en el agua en el clima de época de la política nacional.

El año pasado quedó claro que al tan sólido como excluyente consenso de orden y progreso, lxs dirigentes de la ciudad le sumaron el acuerdo explícito de la represión a sangre y fuego de todo lo “indeseable”, cueste lo que cueste. Para que esta tarea sea efectiva cada espacio partidario, representante del poder, eligió y aportó a quienes ellos consideran sus mejores exponentes:

-El gobierno municipal (PJ) coloca como su asesor en materia de seguridad a José Caruso, Comandante General y superior inmediato de Ricardo Chiappe, el gendarme encargado de dirigir las tropas que reprimieron civiles en el puente interprovincial Gral. Manuel Belgrano (Corrientes) el 17 de diciembre de 1999, con el saldo trágico de 2 muertos y 38 heridxs, hecho aún impune. Cabe aclarar que éste vino a reemplazar a Juan José Mondino, tristemente reconocido por ser el jefe de la policía regional cuando asesinaron a Silvia Suppo, SÍ, aunque parezca irónico, el jefe de la policía encubridora del crimen político de nuestra compañera asesoraba al municipio en seguridad.

-El gobierno provincial (Socialista) nombra como jefe de la regional V de Policía a Fabián Forni, quien en una de sus primeras declaraciones públicas reivindicó los controles de la Dictadura: “”He tenido comentarios de los medios escritos de que se ha vuelto a la reminiscencia del viejo sistema de la época militar, como estar controlando los vehículos, y me alegro que así sea, que lo hayan observado…”

-En diciembre la concejala electa Marta Pascual (Cambiemos) elige como su secretario a Bryan Mayer, ferviente defensor de la dictadura, quien expresara públicamente: “¿Por qué vivimos en democracia hoy? Porque hace 41 años las FFAA se encargaron de asegurar tal condición contra quienes desde hacía años intentaron implementar el comunismo y la izquierda sangrienta en nuestro país. Viva la Patria’”

-Y aunque en la ciudad “ni por asomo” el Estado en sus diferentes escalas articula políticas de inserción o promoción social, SÍ decide la cristalización de la represión como política de Estado creando el Comando Unificado donde “monitoreando conjuntamente”, se coordinan los Ministerios de Seguridad Nacional y provincial, la Justicia Federal y Provincial, obviamente la Gendarmería, policía provincial y Guardia Urbana.

El mensaje es claro: en la ciudad de Rafaela el eje articulador de las políticas estatales es la represión.

Por supuesto que diversas organizaciones de la ciudad (una de ellas la Comisión de Vecinxs del barrio Esperanza) hemos repudiado y denunciado todos estos hechos sin lograr hasta el momento que ninguna de las expresiones partidarias que cierran en este consenso, saquen los pies fuera del plato… del poder rafaelino. Pero creemos que la agresión de este viernes, que consideramos direccionada, es para nosotrxs el punto límite a esta política de criminalización, judicialización y estigmatización a los sectores populares y a quienes trabajamos junto a ellos. Exigiremos al Estado que desista de la aplicación de su “política de seguridad represiva” y que efectivice un claro pronunciamiento institucional que termine con las prácticas arbitrarias, excesivas e ilegales de las fuerzas de seguridad que actúan en Rafaela y destituya inmediatamente a los funcionarios que denunciamos. Y advertimos además que, de no dar seguridad a las víctimas de esta represión ilegal, el Estado será responsable de las consecuencias que emerjan de esta situación de desamparo institucional. Este hecho violento del viernes último lejos está de echar para atrás lo construido colectivamente, en eso también se han equivocado, porque es ya un saber popular que donde hay organización siempre habrá lucha. Por eso gritamos con fuerza, más que nunca, como han hecho SIEMPRE lxs compañerxs de CORREPI. ¡CONTRA LA REPRESIÓN ORGANIZACIÓN Y LUCHA!

 

Comments

comments