Repudiamos enérgicamente la amenaza realizada a nuestra compañera María del Carmen Verdú, que se enmarca en los ataques recibidos por diferentes dirigentes de la izquierda y el campo popular en los últimos días.

Al secuestro y torturas a Corina de Bonis, los violentos mensajes intimidatorios que recibieron docentes en pie de lucha en la localidad de Moreno, la detención arbitraria de los dirigentes sociales de la CTEP Juan Grabois, Jaquelina Flores y Rafael Klejzer cuando se manifestaban exigiendo la libertad de trabajadores ambulantes, se suman distintas amenazas recibidas por el diputado Nicolás Del Caño, la legisladora Myriam Bregman y nuestra compañera, María del Carmen Verdú.

Vía WhatsApp y desde números con prefijos de distintas zonas, Del Caño recibió amenazas de muerte que hacían clara alusión a represores y prácticas de la última dictadura civico-eclesiástico-militar. En el día de hoy, las mismas se replicaron contra la legisladora Myriam Bregman y luego de manifestar su apoyo lxs compañerxs y el repudio a estas prácticas, nuestra compañera Maria del Carmen Verdú recibió mensajes alusivos también a la dictadura por privado desde Twitter.

No es casual que estas amenazas se den en el marco de crecientes y masivas movilizaciones y medidas de fuerza impulsadas por la clase trabajadora en su conjunto para enfrentar el brutal ajuste acompañado de represión que lleva adelante este gobierno. Hay sectores que, al igual que en las épocas más oscuras de nuestra historia, ven en el pueblo de pie y en las calles un peligro para sus intereses e incurren en prácticas que, lejos de amedrentarnos, refuerzan y redoblan nuestro compromiso en la lucha.

Ante este escenario, no nos callamos y decimos:

¡Basta de perseguir a lxs que luchan!

¡Contra el ajuste y la represión, Unidad, Organización y Lucha!

Comments

comments