Desde el inicio del gobierno de Cambiemos, venimos denunciando el salto cualitativo en la aplicación de las políticas represivas estatales. Este recrudecimiento se hizo aún más notorio a partir de mediados del año pasado, tras la desaparición forzada de Santiago Maldonado, el fusilamiento de Rafael Nahuel y la implementación de la doctrina Chocobar, que se traduce en un inusitado incremento de los casos de gatillo fácil. Todos estos acontecimientos, nos han llevado a revelar la aplicación de un “estado de excepción”, que no es otra cosa que la suspensión extraordinaria de ciertos derechos y garantías básicas.

A través de nuestros medios de comunicación, fuimos denunciando y analizando cada una de las medidas y los hechos en los que se expresa esta avanzada represiva, consecuente con el plan económico de ajuste, a través del cual el gobierno de Macri arremete contra los sectores populares. El endeudamiento, los despidos masivos, la flexibilización laboral, el aumento de la inflación y la pérdida de valor del salario, tienen como correlato la persecución del pueblo organizado que se enfrenta a estas políticas de miseria.

Ante un contexto de alta conflictividad social y movilización popular, el trabajo de lxs comunicadorxs y el libre flujo de la información a través de los medios de comunicación alternativos, populares y comunitarios es fundamental para dar a conocer los hechos de la situación nacional, y hacer visible el accionar del estado y sus fuerzas represivas.

A partir de estas certezas, hemos acompañado a lxs trabajadorxs de prensa ante los intentos de acallar sus voces. Denunciamos la persecución, procesamiento y lesiones de fotógrafos y periodistas en la Sala Alberdi, en Tiempo Argentino, y en la represión del 01 de septiembre de 2017 (cuyo sobreseimiento fue apelado por el fiscal Moldes, bajo el pretexto de que “les tocó asistir disfrazados de fotógrafos, pero la mascarada resultó de muy baja calidad”). Apoyamos también la lucha del SiPreBa y de la Agencia Nacional de Noticias Télam contra el vaciamiento en medios públicos y privados.

Los ataques perpetrados desde el estado a lxs comunicadorxs populares no hace más que dejar evidencia la peligrosidad que para los sectores de poder tiene la práctica de una comunicación libre y plural.

En este marco, viajamos al 15° Encuentro Nacional de la Red Nacional de Medios Alternativos en la provincia de Catamarca, porque consideramos fundamental profundizar el proceso de coordinación iniciado durante la causa judicial contra el canal comunitario Antena Negra TV. El desafío hoy está en la capacidad de construir múltiples estrategias para articular con aquellos medios que comprenden el rol político de la comunicación como arma de denuncia y disputa por el sentido.

Participaremos con el objetivo de compartir espacios de reflexión con comunicadorxs de todo el país, para pensar de conjunto cómo desarticular los discursos hegemónicos que criminalizan a nuestrxs pibes y a la protesta social, que legitiman las políticas de empobrecimiento y represión de los sectores populares.

Por otra parte, en vistas de la nacionalización de CORREPI -con la experiencia regional que llevamos adelante desde el año pasado en Córdoba, a la que se suman las regionales de Mar del Plata y Mendoza originadas hace algunos meses- debemos redoblar los esfuerzos para vincularnos con medios de comunicación de diversas provincias, a los fines de hacer visibles los hechos represivos que se suceden a diario en distintos territorios, como así también difundir datos de nuestro Archivo de personas asesinadas por el aparato represivo del estado.

Para defender la libertad de expresión, para luchar por la pluralidad de voces y miradas, en contra de la censura y la concentración de los medios en pocas manos.

Contra el ajuste y la represión: ¡unidad, organización, comunicación alternativa y lucha!

Más información en: https://www.facebook.com/15RNMA

 

Comments

comments