El día de hoy, jueves 18 de enero, por la mañana, en el predio del frigorífico Penta se desarrolló un operativo de desalojo coordinado por la Jefatura Departamental con participación de todas las fuerzas policiales del municipio conducido por Martiniano Molina. Más de 125 familias fueron desalojadas ante la negativa de un canal de diálogo que vienen pidiendo desde el día lunes. Hay varias personas heridas, y unas doce fueron detenidas.

Como ocurrió en diciembre con la zona militarizada en Congreso, el comando unificado para la represión se hizo presente en el barrio del conurbano sur. En los alrededores de las calles Lamadrid y Camino General Belgrano hubo un operativo con personal de los gabinetes de todas las comisarías del distrito. Además del Grupo Gad, Infantería, Caballería, con apoyo de Patrulla Urbana y Defensa Civil del Municipio de Quilmes. Después del mediodía, se quedaron “custodiando” la zona, mientras más de 200 personas exigen que algún funcionario se haga presente.

El intendente de Cambiemos también aplica el ajuste seguido con represión. Apenas arrancó el 2018,  mandó 400 telegramas de despidos a trabajadorxs contratados en áreas tan sensibles como hospitales, guarderías públicas y en la Subsecretaría de Niñez y Adolescencia. Ahora nos remarca que el derecho a la vivienda no es para todxs y, que hay balas de gomas y palos ante las protestas. Sin tapujos, Macri, Bullrich y compañía darán la orden cada vez que nos vean en las calles pidiendo por el no avasallamiento de nuestros derechos.

Comments

comments