El martes 25 de septiembre tuvo lugar la tercera audiencia del juicio contra el policía de la Ciudad Adrián Gustavo Otero, por el homicidio de Cristian “Paragüita” Toledo y por la tentativa de homicidio de sus dos amigos, Daniel Nadalich y Carlos Gavilán.
A pesar del paro general, los jueces del Tribunal Oral N° 1 en lo Criminal y Correccional decidieron sostener la audiencia. Como resultado, sólo uno de los cuatro testigos citados compareció. Sin embargo, lxs familiares y amigxs de “Paragüita”, así como también lxs militantes de CORREPI, nos hicimos presentes en la sala.
El declarante de la jornada fue el policía de la Ciudad Héctor Luis Valdez, quien estaba a cargo del móvil 800, el primero en llegar al lugar de los hechos en las calles Santo Domingo y Vélez Sarfield del barrio porteño de Barracas.
Las frases más repetidas por el oficial Valdez fueron “no recuerdo” y “no sabría decirle”, haciendo gala de la pérdida de memoria que afecta a lxs miembrxs de las fuerzas represivas cuando son citadxs a declarar en juicios contra sus pares. Por su parte, el abogado defensor, Marcelo Pecorelli, una vez más intentó ensuciar a Paragüita y sus amigos, mediante preguntas, reiterativas y retóricas, que buscaban estigmatizar al barrio en el que viven. En reiteradas ocasiones los miembros del tribunal tuvieron que llamarle la atención por estos motivos. En esta audiencia también se trató el pliego de preguntas presentado por Pecorelli para el Ministro de Seguridad de la ciudad Martín Ocampo, quien por su cargo puede responder mediante oficio. Si bien el Tribunal aún no se expidió, tanto la querella como la fiscalía se opusieron ya que ninguna de las preguntas aportaba elementos para la causa. La intención de Pecorelli en la defensa de Otero es clara: reivindicar la doctrina Chocobar y reproducir la impunidad ante los casos de gatillo fácil.

El próximo martes 2 de octubre, desde las 10:30 de la mañana, tendrá lugar la cuarta audiencia, para recibir a lxs testigxs restantes. Como siempre, seguiremos dando batalla, en la sala y en la puerta del juzgado, porque sabemos que la justicia se consigue exigiéndola en las calles.
Cristian “Paragüita” Toledo ¡Presente!
Por Cristian y por todxs lxs pibxs.
¡Basta de gatillo fácil!

Comments

comments