El día 22 de febrero de 2017 en Villa Carlos Paz, Franco fue fusilado por el policía provincial Rodrigo Velardo Bustos.

Franco tenía apenas 18 años, era oriundo de la ciudad de Villa Carlos Paz, estudiaba peluquería y trabajaba en un lavadero. Esa noche se dirigía en moto al baile, junto a su primo, cuando fueron frenados por un control policial.

La moto en la que circulaban tardó algunos metros en frenar por un desperfecto técnico, la respuesta del policía Velardo Bustos fue una muestra de lo que día a día sucede en los barrios del país: disparó directamente al cuerpo de Franco a menos de un metro de distancia.

Franco y su primo estaban desarmados, dato que es necesario aclarar para desmentir a las versiones oficiales que siempre defienden a la policía hablando de enfrentamiento.

El asesino al día de hoy se encuentra procesado por “homicidio agravado por la calidad de autor y por el uso de arma de fuego en concurso ideal”, y su compañero José Ezequiel Villagra por “omisión de los deberes de funcionario público”.

La respuesta del ministro de gobierno de Schiaretti cuando se le consultó por el caso de Franco fue “es de la naturaleza humana cometer errores”.

Desde CORREPI decimos que no es el error de un policía, no existen las manzanas podridas. El gatillo fácil es una política de estado, que a través de las policías provinciales y todo su aparato represivo disciplina al humilde y a quien se organiza, y asesina para imponer el control social.

Hoy estaremos participando en Villa Carlos Paz, junto con otras organizaciones, de una actividad para recordarlo. Lxs esperamxs en Moreno 78, Villa Carlos Paz a las 21 hs. Podrás escuchar la transmisión en vivo desde www.villanosradio.com.ar

 

Justicia por Franco Amaya y todxs nuestrxs pibxs asesinados por el estado

Comments

comments