Por cuarto año consecutivo se realizó, en el día de ayer, la Marcha Nacional contra el gatillo fácil en distintos puntos del país. CORREPI estuvo presente en Mar del Plata, Córdoba, Mendoza y Buenos Aires con nutridas columnas de compañerxs que salimos una vez más y en todo el país a gritar bien alto: ¡basta de gatillo fácil!

En la ciudad de Mendoza, la convocatoria se realizó por primera vez desde La Legislatura con gran participación de lxs familiares de víctimas y distintas entrevistas por radio abierta. La Marcha continuó hacia el Palacio de Justicia donde se realizó el acto principal. Allí lxs propixs familiares intervinieron con la lectura de un documento elaborado por ellxs y el cierre se dio con distintas actividades artísticas.

En Mar del Plata la concentración comenzó a las 15 hs en San Martín y Mitre. Se realizó una radio abierta con presencia de familiares, y luego se movilizó desde ahí hacia el monumento San Martín.

En Córdoba, en donde la Marcha Nacional surgió en 2015 por iniciativa de la familia de Ismael Sosa, asesinado por la policía provincial durante un recital de La Renga, una columna nutrida de organizaciones de toda la zona movilizó desde Colón y San Martin hacia la Casa de Gobierno.

En la Ciudad de Buenos Aires la convocatoria inicial se llevó a cabo en la Plaza de los dos Congresos. Pasadas las 16 hs, familiares autoconvocadxs y organizadxs encabezaron una enorme columna que contó con la participación de distintas organizaciones sociales, de derechos humanos y políticas.

Colmando varias cuadras a lo largo y a lo ancho, sobre Rivadavia primero y sobre Avenida de Mayo después, la movilización avanzó con las imágenes de las víctimas de la represión del estado bien alto hasta la Plaza de Mayo, donde lxs esperaba el escenario en el cual se desarrolló el acto principal.

Durante más de dos horas, decenas de familiares denunciaron con entereza y convicción la responsabilidad directa del estado, que pone las balas en las armas de la institución policial que gatilla contra nuestrxs pibxs en los barrios y encubre las torturas y los asesinatos en lugares de detención. Entre ellxs, también estuvo presente la palabra de apoyo y la denuncia constante de Nora Cortiñas, presidenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

Como no podía ser de otra manera, se recordó y homenajeó a la inolvidable compañera Delia Garcilazo. La presencia de Delia, pieza fundacional y clave en la historia de CORREPI y de la lucha antirrepresiva, aquella que supo convertir su militancia nacida del dolor en energía para la lucha, se hizo sentir en la Plaza.

Para finalizar, algunxs de lxs familiares de víctimas de gatillo fácil dieron lectura a un documento que sintetizó un reclamo cada vez más urgente: ni una bala más, ni unx pibx menos.

El gobierno de Mauricio Macri, lejos de oír al pueblo, profundiza su avanzada represiva. A merced de las condiciones del FMI, el ajuste ataca cada vez con más fuerza el bolsillo de la clase trabajadora. Las masivas movilizaciones populares en todo el país son respondidas con balas y la consagración de la “Doctrina Chocobar”, que pretende encontrar su legalización en el proyecto de reforma del Código Penal próximo a arribar al Congreso.
Por todo esto consideramos imprescindible que, tal como venimos impulsando, contra la represión…

¡UNIDAD, ORGANIZACIÓN Y LUCHA!

¡Basta de gatillo fácil! ¡El estado es responsable!

Comments

comments