El pasado sábado 27 de enero Familiares y Amigos de Luciano Arruga, acompañadxs por múltiples organizaciones sociales, partidos, sindicatos y compañerxs autoconvocadxs, desarrollaron en la Plaza de Lomas del Mirador – que hoy lleva su nombre- una jornada cultural de militancia, continuando con el pedido de esclarecimiento por el asesinato y la desaparición de Luciano, una lucha que comenzó hace ya nueve años. ↓1

Entre quienes acompañaron la jornada estuvieron Nora Cortiñas, Leo Santillán, familiares de Cromagnon, Sergio Maldonado, Marta Ramallo y la familia de Rafael Nahuel.

También hubo una enorme feria de organizaciones, donde el intercambio entre compañerxs de distintos espacios se generó un ambiente de solidaridad y lucha que se transmitió a lo largo del día. El debate abierto, el intercambio y la proyección de profundizar la militancia en el territorio fueron los tópicos que nos movilizaron a cada instante junto con la lucha constante contra la criminalización de nuestrxs pibxs: en palabras de Vanesa Orieta “militar con alegría, porque donde hay alegría, no hay policías”.

Los parajes de recreación y juego antirrepresivos para niñxs, la feria de artesanxs y compañerxs autogestivxs, las caras e historias de lxs pibxs que el estado nos arrebató, lxs artistas y el mural en memoria de Luciano fueron mucho más que la ambientación, son la memoria permanente y el motor de nuestra lucha constante contra la represión estatal, memoria que se hizo presente nuevamente en cada rincón de la plaza.

Decidimos hablar de niñez y adolescencia porque consideramos que ese sector de la sociedad viene sufriendo hace mucho tiempo la represión” dijo Vanesa Orieta

Desde el mediodía se reunieron en asamblea familiares de víctimas de gatillo fácil y represión estatal, organizadxs en distintos puntos del país, algunxs con remeras, con carteles o incluso banderas, y en cada una de ellas la cara de sus pibxs, siempres presentes como la lucha en sus voces, una lucha incansable contra el estado que criminaliza a lxs pibes que su aparato represivo fusila, el mismo estado que protege a los represores y persigue a las familias que se organizan.

La quema simbolizando la lucha de todas las familias y organizaciones, al canto de “las balas que vos tiraste van a volver”.

Lxs pibxs criminalizados, perseguidos, fusilados por el aparato represivo, nuestros barrios militarizados, los ejes de un debate planteado desde la realidad de la lucha de lxs familares hacia las organizaciones fue la impronta de la asamblea de organizaciones, donde el micrófono circuló en la voz de compañerxs cuyas posturas y radiografías de una realidad de cada sector del territorio de nuestro país deja clara una realidad ineludible.

Decidimos hablar de niñez y adolescencia porque consideramos que ese sector de la sociedad viene sufriendo hace mucho tiempo la represión” dijo Vanesa Orieta, hermana de Luciano, y añadió: “La represión actúa como una política de control social, sobre todo hacia los jóvenes y humildes de los sectores pobres. Nosotros no hablamos de violencia institucional, hablamos de represión estatal. Hemos decidido construir desde abajo con los familiares porque nos parece que cuando nos escuchemos entre nosotros vamos a entender que la lógica que opera en cada uno de esos casos es la misma”.

Un espacio que se extendió más allá de los esquemas porque las palabras fueron incontenibles, tal como lo dejo claro la intervencion de Sergio MaldonadoVenía para acá y me ponía en el lugar de Vanesa y es doloroso pero uno siente el orgullo de ese hermano, puso el cuerpo para algo de una causa que dijo basta.”

A las 18hs comenzó a sonar la música en el escenario. Tocaron Abelardo, Anda Calabaza y Kumbia Queers.

Venía para acá y me ponía en el lugar de Vanesa y es doloroso pero uno siente el orgullo de ese hermano, puso el cuerpo para algo de una causa que dijo basta.”

Sergio Maldonado

Más tarde, caída ya la noche, se iluminaba de nuevo la escena con la histórica y simbólica quema de patrulleros de cada año que, acoplándose al baile murguero y al calor de la unión, enardecía el cierre de la jornada.

No se olviden de luchar, tengan memoria, pidan justicia. Juntémonos, somos muchos y entre todos podemos vencer”, Mónica Alegre.

Contra la represión, ¡unidad, Organización y Lucha!


[1]↑ El 31 de Enero del año 2009 el estado desapareció a Luciano Arruga. Tras carátulas tendenciosas, persecusión, líneas de familiares intervenidas, pistas falsas y conocidas trabas burocráticas, el 17 de octubre del 2014, la búsqueda infatigable de la familia de Luciano dió un giro: el cuerpo de Luciano fue encontrado, enterrado como NN en el cementerio de Chacarita. Y es allí, tras ese intento de erradicar la identidad y la existencia de un pibe de barrio, donde nace un emblema de la lucha contra la represión y la criminalización de la juventud. Lo mató la policía, lo desapareció el estado. Un estado que se cobra la vida de un pibe cada veinticinco horas.

Comments

comments