El mes de diciembre marcó a fuego lo que vendría en este 2018 en materia de represión al pueblo trabajador. La continuidad del paquete de ajustes no fue una excepción. Los tarifazos en luz, agua, gas y transporte volvieron a golpear los bolsillos. Pero no solo eso, con la promesa de que son medidas para bajar la inflación, las paritarias tienen un techo del 15% sin cláusula gatillo; y a esto se suman los miles de despidos que en todo el país no cesan. Estas políticas económicas que no buscan beneficiar a lxs que menos tienen, se acompañan con palos, gases y balas de goma ante cada protesta social. Y no, no es la idea dejar de luchar.

El 4 de abril, en la apertura de sesiones legislativas en Jujuy, el Gobernador Gerardo Morales ordenó reprimir la manifestación. La jornada se dio ante el paro provincial impulsado por los sindicatos de trabajadores estatales y docentes contra el ajuste y los despidos, como es el caso de los trabajadores del ingenio La Esperanza. La Infantería acató la orden y reprimió, antes que comience el discurso de Morales, a organizaciones sociales y políticas. Entre los puntos mencionados, Morales anunció un aumento del 5% para lxs docentes y el “Pacto Educativo” (una reforma regresiva).
Pero, como venimos denunciando desde CORREPI, a la represión se sumarían las detenciones arbitrarias durante y después de las movilizaciones, acompañada por una política de persecución a luchadorxs populares. Y es lo que se repitió en Jujuy cuando este sábado a la mañana fueron detenidos ocho referentes sindicales y sociales que participaron de la marcha del 4 de abril acusados de “atentado a la autoridad agravado por poner mano a la autoridad”. Ayer al mediodía, fueron liberados siete; y durante el transcurso de las próximas horas liberaron al que faltaba.

Por otro lado, durante el mediodía del jueves 5 de abril, en el marco de un paro de 48 horas, lxs trabajadorxs estatales de Chubut se movilizaron a la Casa de Gobierno contra el pago escalonado de salarios y las medidas de ajuste en el gasto público que lleva adelante el Gobierno provincial. Esta medida es la tercera que realizan contra el actual Gobernador Mariano Arcioni, quien reemplazó a Mario Das Neves tras su muerte. La protesta fue reprimida por la policía de Rawson con balas de goma. Dato no menor es que hace unas semanas, cuando lxs docentes se acercaron, Arcioni, en tono provocativo, les dijo: “¿Me van a decir que no tienen unos ahorros para aguantar unos días?”. Otra muestra más para señalar de qué vereda se encuentran ellxs, y nosotrxs que debemos subsistir con un salario que no alcanza la canasta básica.

El miércoles 11 a la mañana, lxs trabajadorxs de la mina de Río Turbio (Santa Cruz), del Hospital Posadas, de Ferrobaires, Hospital Garrahan, Inti y Cresta Roja, entre otros, concentraron en el centro porteño contra los cierres y despidos. Esta vez, la represión a manos de la Policía de la Ciudad, dijo presente en Avenida de Mayo y 9 de julio. Varios trabajadorxs resultaron heridxs y uno detenido que fue liberado a las pocas horas gracias a la presión de sus compañerxs.

Por último, otro miércoles de represión sacudió a los trabajadores de Cresta Roja.
Más de 600 obreros se habían concentrado en las puertas del Ministerio de Trabajo en rechazo al plan económico que quiere implementar Tres Arroyos en la planta. Esto incluye un paquete de despidos, rebaja salarial e incorporación de obreros en etapas. Luego movilizaron al juzgado n° 18 en Marcelo T. de Alvear y Avenida Callao, donde se tramita la causa por la quiebra de Cresta Roja, y al llegar fueron recibidos por un fuerte operativo con oficiales de Infantería que los reprimió con golpes y gases.

El tercer año de la gestión de Cambiemos no será la excepción para empobrecer con sus políticas de ajuste al pueblo trabajador. Tampoco disimulan si tienen que tirar a sus perros guardianes para que nos repriman cada vez que nos movilicemos en contra de sus medidas económicas. La unidad la tenemos que conquistar en las calles, con paros y un plan de lucha a nivel nacional. Porque, como ya vimos, gobierne quien gobierne en las provincias de nuestro país, los uniformados escudados, y con gases y palos, están alertas ante la orden de reprimir a lxs que luchamos para que no avasallen con nuestros derechos.

Comments

comments