Hoy se cumplen dos meses del fusilamiento de Rafael Nahuel a manos de Prefectura en la Lof Lafken Winkul Mapu en Lago Mascardi (Bariloche). Desde CORREPI adherimos a la convocatoria de la “Marcha de Mujeres Originarias por el Buen Vivir” para acompañar la Ronda de las Madres en Plaza de Mayo desde las 15 horas y luego, a las 17 horas nos movilizaremos por Diagonal Sur hacia la estatua del genocida Julio Argentino Roca por pedido de justicia.

Rafael Nahuel tenía 21 años y se encontraba apoyando la recuperación territorial de la comunidad. El joven recibió un disparo por la espalda de una 9 milímetros proveniente del Grupo Albatros que había ingresado a las tierras para realizar una cacería humana. Días antes, las fuerzas de seguridad habían irrumpido en la Lof Lafken Winkul Mapu y se habían llevado detenidos a mujeres y niños. Rafael murió a las pocas horas en el Hospital Zonal y otras dos personas resultaron heridas. Mientras aún no hay detenidos por la causa de Rafael Nahuel ni de Santiago Maldonado, la justicia sigue con el pedido de extradición del Lonko Facundo Jones Huala, reparte domiciliarias para genocidas y persigue a lxs que luchan.

Una de las políticas represivas de Cambiemos es enmarcarse en la descarnada persecución, hostigamiento y represión contra los pueblos originarios en lucha por la recuperación de su territorio. En el 2017, la construcción de un enemigo interno se hizo más visible con la criminalización hacia estas comunidades. Asimismo, sabemos que el discurso mediático legitima lo bajado por el gobierno y crea determinados estereotipos de personas que se engloban en esa idea del peligro ya sea por su vestimenta, color de la piel o la pertenencia a un determinado barrio.

Placas televisivas y titulares hablan de supuestos guerrilleros mapuches y células anarquistas, hechos de violencia de “falsa bandera”, criminalización de la protesta, instalación del fantasma del terrorismo internacional y del narcotráfico; todo forma parte del discurso de los voceros de la gestión. Allí la sagrada unión entre el gobierno y los medios hegemónicos que dicen, muestran, extrapolan, mezclan y construyen.

Este año, el discurso se sigue profundizando. Tal como pudimos ver en el Informe RAM difundido desde el Ministerio de Seguridad que tiene por objetivo amedrentar y perseguir al pueblo mapuche como también a las organizaciones que venimos reclamando justicia por Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. Es por ello, que la figura del enemigo interno interpela a la opinión pública y desde el gobierno permite criminalizar las protestas sociales y justificar la escalada de violencia represiva que necesita  para sostener un modelo económico que genera un crecimiento sideral de la desigualdad, la pobreza y la exclusión.

¡JUSTICIA POR RAFAEL NAHUEL Y SANTIAGO MALDONADO!

¡LIBERTAD A TODXS LXS PRESXS POLÍTICOS!

¡BASTA DE CRIMINALIZAR A LOS PUEBLOS ORIGINARIOS Y A LXS QUE LUCHAN!

Comments

comments