Mi hijo Leo nació el 5 de mayo de 1997.

Muy compinche de sus 4 hermanas y 4 hermanos. A sus 3 añitos, nos mudamos a Rafael Calzada. Fue al jardín de infantes cerca de casa, al principio no le gustaba ir, como todo chico se ponía a llorar para que no lo deje ahí, pero después le gustaba quedarse. Mientras estudiaba en la escuela nº 71 de Calzada, a los 14 años, empezó a trabajar en el lavadero de autos de su papá en Monte Chingolo, junto a él y sus hermanos. A los 15 pudo comprarse su primera moto, una 110. Hizo parte del secundario en el Nacional de Adrogué, pero dejó los estudios para seguir trabajando y ayudando a su papá. Leo era fanático de Boca Jrs. Tenía amigos, siempre estaba junto a Fede, Ale y Hernán en el barrio. Leo también estaba de novio.

El 1 de Diciembre de 2016  a las 2 de la tarde me dieron la peor noticia de mi vida: a mi hijo lo habían matado. Lo mató un policía local que como vio a dos chicos en moto, con visera y capucha, no dudó y les disparó. Por los diarios locales dijeron lo que dicen siempre: que eran motochorros. Y no fue así, a mi Leo me lo quitaron y ese policía sigue como si nada.

Hoy, 5 de mayo de 2018, mi Leo estaría cumpliendo 21 años y no lo puede estar festejando junto a sus amigos, hermanos y sobrinos porque un policía le quitó derecho a un futuro. Pero la justicia llega, despacito y con mucha fuerza y dolor, pero llega.

Y a mi Leo le digo, que donde quiera que esté, sus papis, hermanos y amigos lo recordamos con mucho cariño . TE AMO Y TE EXTRAÑO, MI LEO

Comments

comments