Todavía resuenan las palabras del presidente Mauricio Macri, con motivo de la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso Nacional. Impactan por la obvia falsedad de su discurso: “Creció la economía, bajó la inflación, aumentaron la inversión y las exportaciones, bajó la pobreza y creamos 700 mil puestos de trabajo”, sostuvo el 1° de marzo. Pero en los días que siguieron, los medios hegemónicos publicaron algunos datos que son duros indicios de una realidad que ocultan y/o no quieren ver.

En enero de 2019, la industria se desplomó un 10,8% y acumuló 9 meses en baja. Mientras tanto, el mercado empeoró los ya funestos pronósticos para este 2019. La expectativa es que la inflación sea de 31,9% y hay una caída del PBI del 1,3%.

La cereza del postre fue un artículo escrito por la revista norteamericana Forbes. La misma revista que un año y medio atrás le dedicaba una elogiosa tapa a Marcos Peña. “Argentina está al borde del colapso económico”, reza este nuevo diagnóstico. Utilizando datos oficiales de la propia AFIP, subrayan entre diciembre de 2015 y marzo de 2017, se perdieron 3198 empresas. Dicho de otra forma, en estos últimos años de la gestión Cambiemos, cerraron alrededor de 7 empresas por día.

Pero estas frías estadísticas no terminan de explicar las consecuencias sociales de esta política de hambre, despojo y saqueo. Mientras suben los precios de la canasta básica y los servicios públicos, para los hogares de todas las barriadas del país cada día es más difícil llegar a fin de mes.

Pero si nos detenemos a escribir estas palabras fue porque el presidente Macri realizó un anuncio que no pasó inadvertido para nadie. Estamos hablando del proyecto de Régimen Penal Juvenil. Sobre este punto sostuvo que: “es mucho más que la baja de un año en la edad de imputabilidad (…) El proyecto le da una respuesta del estado a muchos chicos que van camino de convertirse en delincuentes, y hay que contenerlos, darles una oportunidad de hacerse responsables de sus actos y ayudarlos a tener un rol positivo en la sociedad”.

Hace un par de semanas denunciamos en este espacio las falacias que se esconden detrás de este proyecto. Mientras la economía se resquebraja y las políticas estatales garantizan la concentración de la riqueza en pocas manos, el gobierno de la coalición busca asegurarse reforzar su política represiva. Los motivos están a la vista. El diseño y ejecución de esta política económica es criminal: solo genera hambre, pobreza, exclusión y muerte.

Algo tenemos en claro: Nada podemos esperar de un gobierno que asesina a una persona cada 21 horas y legitima el fusilamiento, vía doctrina Chocobar. El proyecto de Régimen Penal Juvenil busca cercenar el futuro de nuestrxs pibxs. Hay que humanizar las estadísticas y ponerle rostro humano a tanto dolor. Y nosotrxs estaremos en la calle, para denunciarlo.

Este viernes 15 de marzo, presentamos el Informe de la Situación Represiva Nacional en Plaza de Mayo, a partir de las 18 hs.

#15M
#ALasCalles
#PlazaDeMayo
#BastaDeRepresion

https://www.facebook.com/events/250316585922670/

Comments

comments