Lectura: 6 min.

Hoy todo duele un poco más, y hay que torcerlo todo para que ese dolor sea motor de la lucha que continúa, que nos queda por delante. Cuánta tristeza nos dejás, Norita. Caen lágrimas y el dolor es inmenso, pero si algo sabemos quienes militamos es que eso que duele nos acerca entre nosotrxs, nos fortalece y nos prepara, de algún modo.  

La loca de Plaza de Mayo murió el último día del mes de Mayo, un día jueves de ronda. A su manera, con sus formas: recordada por personas de los siete continentes. 

Norita murió pero nosotros la recordamos con un conteo inagotable de anécdotas, risas, memorias, abrazos, frases justas y sonrisas. Sos madre de nuestra mejor versión, Nora . ¿Cómo no te vamos a extrañar? Militaremos, siempre y hasta que los días dejen de ser días, tu memoria y la de los 30.000.

Te agradecemos porque hiciste propia la lucha de nuestras madres, cuyos hijos fueron asesinados en democracia, por la misma policía asesina de siempre.

Vos lo dijiste, y para allá vamos: hay que reivindicar a nuestros hijos e hijas, a los luchadores populares, a los que van tristes porque los echaron de la fábrica.Seguimos y venceremos.  

Reivindicamos a nuestros hijos e hijas, que mató la bala de la policía desde el `83 hasta la fecha. No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos:

  • El 8 de mayo de 1987, a las siete de la tarde, tres suboficiales de la policía bonaerense acribillaron a balazos Oscar Aredes (19), Willy Argañaraz (24) y Agustín Olivera (26), que conversaban y tomaban una cerveza en la esquina de Guaminí y Figueredo, Ingeniero Budge. Este hecho es conocido como la Masacre de Budge, y fue un punto bisagra para que hablemos de gatillo fácil en democracia. 
  • Hace 20 años, el 26 de mayo de 2004,  en Villa Tessei, Hurlingham, el policía bonaerense José Luis Díaz asesinó de un tiro en la nuca a Cristian Marcelo “Empanadita” Bogado, un joven de 20 años. Nosotrxs, como dice nuestro compañero Nicanor- papá de Marcelo y militante de CORREPI- “seguimos luchando por la JUSTICIA NUESTRA, POR DEMOCRACIA, POR AMOR POR LIBERTAD PROLETARIA Y EN CONTRA DE NUESTROS ENEMIGOS”.
  • El 3 de mayo de 2020, a las seis y media de la mañana, en José C. Paz, la oficial de la Policía de la Ciudad Melina Luján San Roque, de franco y de civil, disparó al menos cuatro veces contra Santiago Dylan Santucho, de 17 años, y le acertó dos proyectiles. Uno de ellos causó la muerte de Dylan. Sentamos a la policía en el banquillo de los acusados, le arrancamos 5 años a la justicia. 
  • Fabian Barrientos murió el 4 de mayo de 2010 bajo custodia policial. Detenido en Buenos Aires, lo trasladaron al sur. A horas de llegar, apareció ahorcado con el cable de una zapatilla.
  • El 6 de mayo de 2016, Damián Orué y su amigo Kevin iban a la cancha cuando Lucas Navarro, policía federal, les disparó porque se habían acercado a su auto. Damián cayó a los pocos metros alcanzado por una bala que entró por su espalda. El policía Navarro no estaba de servicio, pero usó su arma reglamentaria para disparar contra Damián y Kevin.
  • El 12 de mayo de 2017, Iago Ávalos y su amigo Nicolás, fueron perseguidos por el subcomisario de la Policía Federal Argentina, José Ernesto Pérez Buscarolo, quien se encontraba en su domicilio y al advertir que le estaban robando las tasas de su auto, salió en persecución por 20 cuadras de los dos jóvenes. El episodio terminó con Iago asesinado por la espalda y Nicolás herido.
  • La noche del 20 de mayo de 2019, en San Miguel del Monte, provincia de Buenos Aires, Gonzalo Domínguez (14), Rocío Guagliarello (13), Camila López (13) , Danilo Sansone (13), y Aníbal Suárez (22) salieron a pasear por el pueblo a bordo de un viejo auto. A poco de andar, se cruzaron con una comitiva policial que los persiguió, intimidó y disparó sobre el vehículo en movimiento. Como consecuencia de este brutal ataque policial, el auto se estrelló contra un camión estacionado. Cuatro de lxs chicxs murieron en el acto y Rocío logró salvar su vida, con graves lesiones. Pasaron muchas horas en las que imperó, con el respaldo gubernamental,  la “versión oficial” del relato policial.  Pero los vecinos que vieron, oyeron y comprendieron la verdad, no se callaron.
  • Luis Jonathan Morales tenía 14 años cuando el 7 de mayo de 2021, casi a la medianoche, en Garín, el policía provincial Gonzalo Gabriel Toscano sacó su arma reglamentaria y disparó por lo menos dos veces. Uno de los disparos dio a Jonathan en la ingle. 
  • El miércoles 26 de mayo de 2021, Richard Junior Gómez, un pibe de 25 años con adicciones que vivía con su familia en Monte Grande, subió a una pieza en desuso en la parte superior de la casa y por allí salió al techo, como a veces hacía para eludir la vigilancia familiar sobre su consumo. Una vecina, oficial de la policía bonaerense de 27 años, se despertó de la siesta y lo vio por la ventana. Salió al patio con su arma reglamentaria y disparó seis veces contra Richard. Tres disparos le impactaron, uno en la nuca. 
  • El 28 de mayo de 2021, Franco Cardozo fue detenido por tres móviles del Centro de Operaciones Tigre (COT) y uno del Comando Patrullas Tigre (CPT), de la Policía Bonaerense. Iba caminando hacia su casa, cuando la policía lo paró, y con la excusa de no llevar barbijo, comenzaron a golpearlo para subirlo a un patrullero. Los golpes que le dieron le causaron la muerte. Los policías que mataron a Franco aún siguen en libertad. Nosotrxs seguimos luchando en las calles para que se castigue a los responsables.

Lo decimos siempre: estxs pibxs no son números, son pibxs. Por ellxs y por todxs lxs que mató la policìa gritamos:

¡BASTA DE GATILLO FÁCIL!

¡BASTA DE MUERTES EN COMISARÍAS!

¡BASTA DE REPRESIÓN!

Venceremos, Norita. Hasta la victoria siempre. 

Comments

comments

COMPARTIR
Artículo anteriorMEMORIAS DE ABRIL