Un día hábil antes de la fecha prevista para iniciar el juicio oral y público contra el policía de la Ciudad Adrián Otero por homicidio agravado por su condición de miembro de una fuerza de seguridad, el Tribunal Oral Criminal y Correccional nº 1 anunció su postergación hasta el 11 de septiembre debido a “cuestiones de agenda”.
En la mañana del sábado 15 de julio del año pasado, Christhian “Paragüita” Toledo, un joven trabajador vecino de la Villa 21-24, volvía a su casa con dos amigos, en el auto de uno de ellos. A partir de una simple discusión de tránsito, el policía de la Ciudad Adrián Otero comenzó a perseguirlos con su vehículo, mientras disparaba reiteradamente su arma reglamentaria contra los tres chicos. Uno de los disparos impactó en el tórax de Cristhian, a muy corta distancia, y le causó la muerte en forma casi inmediata. Dani y Carlitos salvaron su vida porque cuando el policía los obligó a descender del auto, al grito de que le daba lo mismo matar uno o tres, vecinos y comerciantes del barrio se agolparon a su alrededor y le impidieron actuar.
Como siempre, el policía argumentó que se tuvo que defender de un intento de robo, pero las pericias, testimonios e imágenes de las cámaras de seguridad desbarataron rápidamente esa versión. Los amigos de Paragüita, inicialmente acusados por robo, fueron liberados, y hoy son querellantes en la causa, junto a Leónidas Medina, la mamá del fallecido, acompañados por CORREPI.
El pasado mes de abril se fijó el 4 de septiembre para iniciar el debate, lo que generó gran expectativa popular y en los medios, ya que se trata del primer policía de la Ciudad que logramos llevar a juicio oral por un caso de gatillo fácil desde la creación de la fuerza, apenas cinco meses antes del fusilamiento de Paragüita. Vale señalar que, en los 20 meses de existencia de la Policía de la Ciudad, CORREPI registra que sus integrantes cometieron por lo menos 31 fusilamientos de gatillo fácil.
La intempestiva decisión del tribunal oral nos obliga a suspender las actividades previstas, como la conferencia de prensa que el lunes 3 íbamos a celebrar en la agencia de noticias Télam, que llevaremos a cabo, si no hay nuevas postergaciones, el lunes 10, a las 12:30. No nos toma por sorpresa la situación, ya que es muy frecuente que, cuando es inminente una instancia judicial que permite visibilizar las políticas represivas estatales, sobrevengan dilaciones, cambios de fecha sobre la hora y otras maniobras que favorecen la desinformación y la desmovilización.
Mientras nos reordenamos para estar con toda la fuerza de la lucha organizada en el Palacio de Justicia el próximo martes 11 de septiembre, exigiendo prisión perpetua para el policía de la Ciudad Adrián Otero, otra “cuestión de agenda” judicial nos obliga a trasladar la movilización y la denuncia a Lomas de Zamora. Allí, a partir del 3 de septiembre, el tribunal oral nº 10 juzgará, también por homicidio agravado, al agente de la policía Metropolitana –hoy diluida en la Policía de la Ciudad- David Alejandro Barrios, que el 15 de agosto de 2011 fusiló a Rodrigo Alfredo Romero, de 16 años, y Jesuán “Kevin” Ariel Marchioni, de 23, dentro de un colectivo de la línea 79 en Avellaneda. Fueron necesarios 7 años para llegar a este debate, inicialmente previsto para el inicio del año que viene, y ahora repentinamente adelantado. El policía Barrios fue, en su momento, el primer Metropolitano acusado por gatillo fácil, y, como sucedería años después con Chocobar, fue calurosamente defendido por el entonces ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, y por el jefe de la Metropolitana, Eugenio Burzaco.
Pueden postergar o adelantar audiencias, pero no se van a librar de nosotrxs en las calles.
El 3 de septiembre, desde las 8:30, estaremos exigiendo justicia por Kevin y Rodrigo y perpetua al policía Barrios en el TOC 10 de Lomas de Zamora, Camino Negro y Larroque, Banfield.
El 11 de septiembre, desde las 9:00, estaremos exigiendo justicia por Paragüita, Carlos y Dani y perpetua al policía Otero en el TOC 1 de la ciudad de Buenos Aires, Talcahuano 550.
¡Basta de gatillo fácil!
¡No a la “doctrina” Chocobar!
Contra la represión, ¡unidad, organización y lucha!

Comments

comments