30 años de la Masacre de Budge

El 8 de mayo de 1987, a las siete de la tarde, tres suboficiales de la policía bonaerense acribillaron a balazos Oscar Aredes (19), Willy Argañaraz (24) y Agustín Olivera (26), que conversaban y tomaban una cerveza en la esquina de Guaminí y Figueredo, Ingeniero Budge. Este hecho fue el primer caso de movilización barrial denunciando el gatillo fácil post dictadura, y remarcando que la represión no había terminado con la vuelta a la democracia; mucho menos en los barrios más humildes y hacia los jóvenes trabajadores.

397
Lectura: 2 min.

El suboficial mayor de la Bonaerense Juan Ramón Balmaceda, jefe de la partida fusiladora, arrastraba un largo prontuario al servicio de la dictadura. Balmaceda, el cabo primero Juan Alberto Miño y el cabo Isidro Rito Romero fueron condenados a 11 años de prisión por el crimen, pero aún así siguieron libres, al amparo de infinitos recursos.

En 1998, finalmente la condena quedó firme y se ordenó la detención. Naturalmente, se profugaron. Comenzó la larga lucha para encontrarlos, con la campaña “Si los ve, no avise a la policía, avise a CORREPI”. Y los fuimos encontrando. Balmaceda fue el último en caer, en 2006.

Aprendimos entonces que la impunidad y el amparo estatal a sus represores son política de estado, y que la organización y la lucha independiente son nuestra fuerza. Aprendimos en Budge que cuando un barrio se organiza y sale a pelear por sus hijos, cambia la relación de fuerzas frente a los poderosos. Aprendimos a construir organización popular contra la represión estatal.

Hoy, con más de 5.000 pibes y pibas asesinados por el gatillo fácil y la tortura, frente a un gobierno que nos mata al ritmo de uno cada 25 horas, que reivindica el terrorismo de estado y profundiza la represión en todas sus variantes, más que nunca apostamos a la unidad, organización y lucha que nos legaron los vecinos de Budge cuando salieron a la calle para gritar “El Pueblo pide justicia, no hay olvido ni perdón”.

A 30 años, familiares, vecinxs y amigxs convocan este sábado 13 de mayo a las 13:00, con concentración en Camino Negro y Recondo, para luego marchar hasta la esquina de Guaminí y Figueredo, el lugar de la masacre. (En caso de lluvia, se postergará para el sábado 20 de mayo).

BASTA DE GATILLO FÁCIL – WILLY, NEGRO Y OSCAR ¡PRESENTES!

Contra la represión, ¡Unidad, organización y lucha!

Comments

comments