A las 17 horas, el Colectivo Fin de Un Mundo comenzó la jornada con su arte de irrumpir: “La Máquina de desaparecer”; buscando transformar la ausencia en presencia. De a poco, también organizaciones populares y de derechos humanos fueron desplegando sus banderas frente al escenario para dar muestra de adhesión al laburo militante que día a día construimos entre todxs.

Antes de comenzar el acto, Mónica Alegre (mamá de Luciano Arruga), Ismael Jalil (abogado de CORREPI) y compañeros detenidos la última semana dieron lectura al documento unitario firmado por decenas de organizaciones. Fue realizado para denunciar el operativo desmedido que militarizó la zona de Congreso, y la represión ocurrida los recientes días a lo largo y ancho del país, donde detuvieron más de 200 personas, y otro centenar resultaron heridxs en las movilizaciones contra la cumbre de la OMC y los proyectos  del bloque Cambiemos de la reforma previsional y tributaria.

Durante la tarde, intervinieron representantes de cada sector represaliado en el 2017. También, tuvimos la palabra de lxs familiares de las personas asesinadas con el gatillo fácil y la tortura. Sus palabras fueron acompañadas por un video con las imágenes de un pueblo que salió y sale a las calles. Cada unx, junto a nosotros, mostraron qué está pasando en el país y por qué desde CORREPI decimos que ningún gobierno, desde 1983, ha recargado la represión estatal con más dureza como el de Mauricio Macri y sus socios, en nuestros barrios y sobre lxs trabajadorxs.

 

El primer orador, para contextualizar el eje sindical, fue Hernán “Vasco” Izurieta (delegado general de ATE Trabajo y referente de la Corriente Político Sindical Rompiendo Cadenas): “Somos participes de este acto en alguna medida y manera. Porque somos trabajadores en defensa propia de los trabajadores y trabajadoras que nos organizamos y luchamos contra los gobiernos de turno, y con independencia política también las burocracias sindicales. Somos parte de la resistencia popular y de las distintas expresiones de lucha que vivenciamos el ajuste y las represiones en carne propia, como se pudo ver en las jornadas recientes. Intentando, además, estigmatizarnos y criminalizarnos”.

En los últimos meses, con la desaparición y muerte de Santiago Maldonado en Chubut y el fusilamiento de Rafael en Río Negro, ambos en el marco de la represión descarnada contra los pueblos originarios en lucha por la recuperación de su territorio, el gobierno de Cambiemos registra sus dos primeros muertos en la represión a la protesta. Lamentablemente no pudo acercarse, pero nos envió un saludo María Isabel Huala, mapuche y madre de seis hijos, entre ellos el Lonko Facundo Jones Huala: “En tiempos de tanta violencia, represión, hostigamiento y persecusión política y tantos presos políticos en este país, siento tristeza por la muerte de Santiago y la de Rafael que nos toca más de cerca. Siento un profundo dolor porque las fuerzas de seguridad siguen teniendo el poder para matar, perseguir, reprimir, amedrentar, oprimir a los pibes de los barrios; y cuando los barrios son humildes y tienen sangre originaria en las venas es mayor la persecución”. Hizo un llamado a continuar la lucha, levantando la voz para que no ocurra más, con unidad en los barrios y de las comunidades mapuches y pueblos originarios.

Del mismo modo, el compañero herrero del FOL Horacio Ramos, que perdió un ojo durante la represión del lunes 18, también saludó el acto: “Este gobierno quiere terminar con la legítima protesta del pueblo y los trabajadores para ejecutar el saqueo que tiene planeado. Lo que me pasó, lejos de debilitarme, me da fuerza y nos une mucho más como fueron las jornadas del Cordobazo, el Viborazo, el 20 de diciembre”.

 

La represión al sector de prensa también se profundizó el último tiempo. Con un fuerte ajuste y cierre de redacciones, centenares de despidos y persecución a los que comunican durante las movilizaciones, compañeros del SiPreBA se acercaron al escenario. Agustín Lecchi, Secretario de Organización, del Sindicato de Prensa de Buenos Aires y delegado de la TV Pública nos dirigió unas palabras: “Desde nuestro sindicato rechazamos el plan que tiene el Gobierno de Macri, con el paquete de reformas, entre otros. Este ajuste pasa con más represión y operaciones de prensa. Esa línea editorial que estigmatiza a los pueblos originarios y a las organizaciones populares son operaciones que silencian a los trabajadores de prensa; son la de los empresarios que tienen conciencia de clase, que no son ingenuas y son parte de un sistema que busca atacar nuestros derechos. Cuando vean un camarógrafo, un cronista, sepan que es un compañero trabajador que es explotado, precarizado y son censurados cuando bregan los intereses de los dueños de los medios”. Asimismo, hicieron mención a la detención de compañerxs de medios alternativos como sucedió el 1° de septiembre después de la marcha por pedido de aparición con vida de Santiago Maldonado, remarcando que no quieren que cumplan con su rol de informar y mostrar cómo actúan los perros guardianes del estado.

El acto continuó con un homenaje. Este año nos dejó la compañera Nilda Eloy de la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos. Una entrañable amiga de CORREPI y con la que compartimos tantas luchas por los derechos humanos de ayer y de hoy. El compañero Ismael Jalil, la recordó: “Desde muy chica fue arrancada de su casa por los torturadores que hoy este gobierno está empeñado en dejar sueltos. Ella siempre defendió la independencia de los organismos de derechos humanos como Cachito Fuckman. Su enseñanza, su presencia, su vida consagrada en la lucha contra la represión del Estado va a estar permanentemente marcada en cada una de nuestras luchas”.

No podía faltar tampoco la madre de todos, la anfitriona de los jueves en la plaza hace más de 40 años, la que está presente en cada lucha, y junto a cada persona represaliada: Norita Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora, que por motivos de salud no pudo estar. En un llamado telefónico, nos dijo: “Nos quieren hacer creer que los únicos culpables de lo que pasa en el país somos nosotros, los luchadores populares. Pero quiero decir que estamos todos juntos para pelear, para tirar abajo estas leyes que son oprobiosas para el pueblo. Porque así como aquel día que tiramos esa ley funesta del 2×1 a los genocidas, vamos a seguir adelante: ¡Treinta mil detenidos desaparecidos, presente, ahora y siempre!”.

 

Este año, nos dimos el desafío de crear CORREPI por fuera de Buenos Aires. Compañeros y compañeras de Córdoba, quienes se dieron la tarea de construir la regional, vinieron a la presentación del informe. Detallaron que la provincia es la tercera más represiva del país, además de contar con 410 casos de personas asesinadas por el aparato represivo estatal. También, nos caracterizaron el contexto por el cual fue necesario conformar dicha regional: hace 15 años gobierna el mismo partido que cada año aumenta el presupuesto en el área de seguridad; no es otra cosa que aumentar la represión contra el pueblo organizado y los sectores populares. En los últimos meses, hubo allanamientos a locales y detenciones arbitrarias a militantes, cambiando las contravenciones por delitos penales. Una clara persecución política no solo policial, sino también judicial.

Como venimos denunciando, el gobierno había pegado un salto gigante profundizando la represión: de una muerte cada 28 horas durante la gestión kirchnerista habíamos pasado a un caso cada 25 horas en menos de 11 meses. Hoy la situación es infinitamente más grave con nuevos actores en el escenario represivo (como la flamante Policía de la Ciudad) y las políticas del gobierno de Mauricio Macri como garante de ese accionar. El acto continuó con un video que resume los datos de la Revista del Informe de la Situación Represiva Nacional, junto con la actualización del Archivo de casos: en los 722 días de gobierno de la Alianza Cambiemos, el aparato represivo estatal mató 725 personas. Es decir, en el gobierno macrista, el estado asesina, al menos, a una persona por día.

 

Ya por finalizar el acto, fueron subiendo al escenario lxs compañerxs familiares de víctimas de la represión estatal. Cada unx se presentó trayendo la memoria de aquel familiar que ya no está pero que por ellxs no bajan los brazos. Para CORREPI, su lucha es inclaudicable y muy valiosa. Ellxs lograron transformar ese dolor y bronca, y se organizaron en el pedido de justicia de cada unx de lxs pibxs. Micaela Corzo (hermana de Rodrigo Corzo) y Natalia Espasa (hija de Sonia Colman), leyeron el documento que escribieron juntos para este día: “El Estado nos quita la historia de nuestros seres queridos. Los medios de comunicación hegemónicos en complicidad con el Estado construyen, con su mentalidad represora, mentiras sobre sus historias de vida intentando justificar sus muertes y construyendo desde sus discursos la necesidad de más policías en las calles. Lo único que hacen es matar a nuestros familiares una vez más. Las fotos que vemos en esta plaza no representan un número: acá vemos trabajadores, trabajadoras, músicos, estudiantes, murgueros, luchadores populares, jugadores de fútbol”. Son 5462 las vidas que arrebató el Estado desde 1983. Callaron la alegría y apagaron la juventud de miles, dejando un lugar vacío en cada mesa.

El cierre estuvo a cargo de nuestra compañera, fundadora y referente de CORREPI desde hace más de 25 años, María del Carmen Verdú: “Ojalá podamos lograr la unidad de todas las organizaciones del campo popular más allá de los matices, más allá de las profundas diferencias, para estar en las calles. Por eso, los hemos convocado bajo esta consigna. Porque creemos que en este momento la tarea que nos debe comprometer a todos y todas es fortalecer la unidad y profundizar la lucha: para enfrentar el saqueo, el hambre, la opresión, la explotación y la represión”. Así como ocurrió las últimas semanas, no tenemos opciones, debemos unirnos. Porque así como logramos juntos arrancar lxs 200 compañerxs detenidos, no tenemos otras opciones.  O vamos a terminar completamente derrotados y no estamos dispuestos”.

Por eso, hoy tenemos que ser miles en las calles para enfrentar la represión que ofrece el gobierno frente a la movilización popular: ¡Fortalecer la unidad, organizar la lucha!

¡Contra la represión, el ajuste y el avance sobre nuestros derechos!
Video: