La breve pintada que amaneció en el frente del local de CORREPI no precisa demasiada explicación. Aguante el gatillo fácil. Aguante el gobierno que nos mata más de un pibe o una piba por día. Aguanten Macri, Cambiemos y su política de ajuste y represión.

Al día siguiente del abrazo presidencial al asesino, al “valiente que cumplió su deber”, al policía que fusiló por la espalda a quien huía desarmado, no eligieron una persiana cualquiera para expresar el apoyo del gobierno al gatillo fácil. Se tomaron el trabajo de ubicar el local de la organización antirrepresiva que hace casi 30 años sostiene que el gatillo fácil es política de estado, y que hoy es una voz principal en la denuncia de que, con Cambiemos,  esa política de estado es pública y explícita.

Pintada en el local de CORREPI.

 

#NoEstánParaCuidarnos, dijimos ayer en las redes. Están para reprimir al pueblo trabajador, para imponer a sangre y fuego el disciplinamiento y el control social que necesitan para avanzar en su plan de reforma integral de las relaciones capital-trabajo en nuestro país.

El nada sutil ataque no nos asusta. Sabemos perfectamente qué clase de gobierno nos toca enfrentar en esta etapa, y lo venimos diciendo: es un gobierno que ha decretado de hecho el estado de excepción, que mete presos manifestantes populares y manda a su casa al genocida Etchecolatz, y que no disimula el rol de sus fuerzas de seguridad, a las que defiende sin fisuras. Lo hicieron con la gendarmería que desapareció a Santiago Maldonado, con la prefectura que fusiló a Rafael Nahuel, con los que reprimieron el 14 y el 18 de diciembre, y ahora lo hacen con un ejemplar del más típico gatillo fácil policial.

Porque también sabemos que la única lucha que se pierde es la que se abandona; porque apostamos al protagonismo popular en las calles; porque sostenemos que contra el ajuste, la represión y el avance sobre nuestros derechos debemos fortalecer la unidad y profundizar las luchas, a los que hicieron la pintada, a los que los mandaron y a los que la inspiraron, les decimos:

No nos van a asustar.

Vamos a seguir estando en las calles, en cada lucha,

con unidad y organización.

 

Leé el apoyo recibido por decenas de organizaciones

Comments

comments